logo3

© The Stand

Solo una transformación sistémica de nuestras sociedades, economías y nuestro mundo será suficiente para resolver la crisis climática y reducir las crecientes desigualdades.

La urgencia por mantener este límite en la temperatura no solo es necesaria para el planeta y el medio ambiente. Se trata de la gente, y nuestra capacidad como humanidad de asegurar un futuro seguro y digno para cada uno de nosotros y nosotras.

Lo que pide el pueblo

© Friends of the Earth International

las demandas de las comunidades del mundo más vulnerables a los impactos del cambio climático y que no han tenido mayor rol en esta situación, son cruciales si queremos una sociedad más justa y sostenible. Estas demandas incluyen, pero no se limitan a:

Transformación energética sostenible

sostenible – redirigir el financiamiento de “energías sucias” a energías renovables limpias, asequibles, seguras y confiables, a fin de apoyar las soluciones comunitarias, incluyendo sistemas comunitarios y descentralizados de energías renovables, prohibir nuevos proyectos de energías sucias, asegurar el acceso a energías renovables limpias, asequibles, seguras y confiables, reducir el consumo energético especialmente el de las élites, y asegurar que la reducción de la pobreza y la justicia sean priorizado a lo largo de esta transformación;

© Shutterstock

El derecho a la alimentación y al agua

– asegurar el acceso de las poblaciones al agua y tierras a fin de tener una producción alimentaria que sea resiliente al clima, la suspensión del acaparamiento de tierras, y la continua conversión de tierras agrícolas a vocación alimentaria hacia otros productos como los biocombustibles que son falsamente presentados como soluciones a la crisis climática, y el apoyo a la agroecología sostenible y sistemas de producción alimentaria resilientes al clima;

© Shutterstock

Justicia para las poblaciones impactadas

– asegurar y construir resiliencia de las poblaciones impactadas, incluyendo indemnizaciones para las poblaciones más pobres y marginales del mundo, que no tienen responsabilidad en las causas del cambio climático, pero cuyas vidas y medios de vida están siendo seriamente afectados por el mismo, apoyar una transición justa de los trabajadores hacia una nueva economía ambientalmente sostenible y socialmente inclusiva, y el apoyo a aquellas poblaciones y comunidades que pongan en marcha soluciones de adaptación y rehabilitación.

© Shutterstock

El clima bajo la lupa de los pueblos

Cuando comparamos lo que se está discutiendo con las demandas de la gente mencionadas más arriba y los imperativos de la ciencia, la Cumbre de París parece estar muy lejos de lo que realmente necesita la gente y el planeta.
Sin embargo, el equilibrio de fuerzas puede y va a cambiar, porque los pueblos del mundo están dispuestos a luchar para proteger sus hogares, su derecho a la energía, su derecho a la alimentación, y su derecho a un trabajo decente.

© The Stand

Para cumplir con esto, la Cumbre de París debe:


c6

 

Catalizar reducciones de emisiones de manera inmediata, urgente y drástica

– en sintonía con los requerimientos de la ciencia y la equidad , adoptar acciones urgentes y a corto plazo, en línea con las metas a largo plazo acordadas en París, y que nos alejen de las energías sucias, marcando el comienzo del fin de la era de combustibles fósiles, y que por ende, permita mantenernos por debajo del límite de temperatura global;

© Shutterstock

c5

 

Proporcionar apoyo adecuado para la transformación

– asegurar que los recursos necesarios para la transformación, tales como financiamiento público y la transferencia tecnológica, se suministren, espacialmente a los países más vulnerables y pobres;

© Brandon Wu

 

c10

Priorizar acciones transformacionales

– garantizar el énfasis de las soluciones renovables y eficientes en lugar de aquellas soluciones falsas que fallan en la obtención de resultados y la protección que requerimos, tales como los mercados de carbono en tierras y suelos, peligrosas intervenciones de geo-ingeniería, etc.

© Friends of the Earth International

 

c11

 

Hacer justicia con las poblaciones más impactadas

– mejorar el apoyo para la adaptación en un nuevo régimen climático, asegurar que existirá un mecanismo separado para brindar indemnizaciones por cualquier pérdida o daño que trascienda nuestra habilidad de adaptación, y comprometerse firmemente a garantizar los medios de vida y los empleos de los trabajadores a través de una transición justa; y

© Teresa Anderson / ActionAid

download-es

 

© Shutterstock

Estos elementos construyen la lupa bajo la que juzgaremos a los gobiernos y el resultado final de la Cumbre de París.
Vemos París como un comienzo y no como un final. Es una oportunidad para comenzar a conectar las demandas de la gente por la justicia, la igualdad, la alimentación, el empleo, y los derechos, así como para fortalecer el movimiento de tal manera que obligue a los gobiernos a escuchar y actuar en beneficio de los pueblos y no de los intereses creados de las élites. París nos impulsará al 2016 como un año de acción, un año en que las demandas y las soluciones de los pueblos tomen protagonismo.

Quiénes somos

y por qué hacemos esto?

Como representantes de movimientos sociales del Sur de las comunidades impactadas por los efectos del cambio climático, de organizaciones ecuménicas, sindicales, de desarrollo y ambientalistas, entendemos que el 2015, incluyendo la Reunión de alto nivel sobre Cambio Climático que se llevará a cabo el 29 de junio y las negociaciones climáticas de las Naciones Unidas que tendrán lugar en París en diciembre próximo, será un año crucial en el proceso de mantener el aumento de la temperatura por debajo de los 1,5 °C y alcanzar la justicia climática.

Estamos ciertamente preocupados de que los líderes políticos no se encaminen en Paris hacia la superación de este desafío de una forma equitativa.

© The Stand

Todas nuestras luchas por alcanzar la justicia en el mundo – por la equidad, el derecho a la alimentación, la justicia económica, los derechos humanos, el trabajo decente, la protección ambiental, entre otras, están interconectadas y vinculadas a nuestra lucha contra el cambio climático.

Nuestras organizaciones trabajan ya con el objetivo de lograr distintos aspectos de una transformación global de carácter urgente. Por ello, los hacemos responsables a ustedes y a todos los gobiernos no solo del resultado de las decisiones de París y de aquellas que tomen a nivel nacional y regional, sino también de que respondan a las necesidades actuales de la gente y del planeta.

© Friends of the Earth International

© The Stand

La escala y la urgencia de la transformación que el mundo necesita para enfrentar la crisis climática es enorme. Para ser claros, nuestras organizaciones han desarrollado el documento “2015: El clima bajo la lupa de los pueblos”– The People’s Test on Climate 2015 donde se detallan nuestras expectativas en cuanto a su desempeño y el de los líderes gubernamentales.

La solidaridad entre nuestros grupos y aquellos que comparten nuestra lucha crecerá, y con ello también nuestro poder.

Estaremos vigilantes, ahora en diciembre en París y más allá.

Apoye a “El Clima bajo la lupa de los pueblos”

Desearía su organización apoyar a El Clima bajo la lupa de los pueblos? Sírvase completar el siguiente formulario: